Vizcaya. Costa vasca. Auténtico mar.

 

Si tuviéramos que calificar el País Vasco con un solo adjetivo, elegiríamos “especial”. Una región en la que el mar y la montaña se enredan a su antojo presumiendo de un conmovedor paisaje que no te deja indiferente. El litoral vasco se extiende entre la desembocadura del río Bidasoa cercano a Francia y la playa de La Arena limítrofe con Cantabria alternando acantilados y arenales apetecibles, en los que cada uno se supera en belleza con respecto al anterior.

La ruta que haremos con nuestro Porsche se extiende entre Guipúzcoa y Vizcaya.

Comenzamos en la Reserva de la Biosfera de Urdaibai. Tras coronar el cabo con la magnífica vista de la isla de Ízaro, la costa se esparce y se allana transformándose en arenales y verdes laderas surcadas por la ría. Aquí conviven multitud de biotipos y ecosistemas, destacando el extensísimo humedal que forma parte del convenio RAMSAR como Zona de Especial Protección para las Aves. En la desembocadura del río Oka encontramos la célebre población de Gernika-Lumo por sus hechos históricos y los bombardeos de la Guerra Civil inmortalizados por Picasso. Dando completamente la vuelta a la ría, si Mundaka es la capital vasca del Surf, Bermeo –cabeza de Vizcaya hasta 1602– puede presumir de tener el centro pesquero más importante de toda la costa vasca. Muy cerca de aquí, el cabo Matxitxako y el promontorio de San Juan de Gaztelugatxe, al lado de Bakio, son dos observatorios que atesoran tal magnetismo que buscaremos la manera de parar el tiempo y olvidarnos de reemprender nuestra ruta marinera.

Continuado nuestro ascenso por el tramo final del Golfo de Vizcaya, antes de llegar a la ría de Gernika, Elantxobe ya se disfruta al primer golpe de vista desde las alturas. Está enclavado en la fuerte pendiente que se extiende entre el cabo Orgoño y la playa de Laga, tan empinada que casi casi los tejados del caserío aparentan una escalera extendida hacia el mar. El pueblo vive del botín que sus barcas de colores pescan del Cantábrico.

Al retomar la carretera, nada más posar la mirada hacia las laderas verdes salpicadas de rebaños y sortear la profunda ría de Deba, Mutriku aparece a la vuelta de un recodo, como si el mar hubiera rasgado la montaña. Desde la solitaria playa de Saturrarán, un breve paseo nos lleva hasta la de Ondarroa, famosa por su industria conservera y, por otra parte, por las cualidades de sus habitantes como vocalistas. Situado en un extremo del golfo de Vizcaya, en la desembocadura del río Lea, Lekeitio combina el colorido de sus barcos y de su tradicional caserío marinero con amplias playas y una joya gótica como es la Basílica de la Asunción de Santa María. Si tenemos bajamar, podemos acceder a pie a la isla de San Nicolás.

Aparece inconfundible silueta del Ratón de Getaria, que en realidad es el monte de San Antón. Su estrecho tómbolo que simula su larga “cola” sirve de abrigo al puerto pesquero. El recorrido por la villa es muy atractivo, con sus casas medievales, el puerto y el paseo hasta la ermita de San Antón. Como lugar de interés cultural destaca la Iglesia de San Salvador, de estilo gótico. En nuestro paso por Getaria no podemos olvidarnos de probar su afamado Txakolí originario de aquí.

Un viaje así de emotivo ha de compensarse con el placer del descanso y en esta ocasión se merece poner un gran broche de oro alojándonos en uno de sus caseríos típicos como la Casa Rural Jesuskoa del club de hoteles con encanto de Ruralka.

Esta casona vasca fielmente restaurada está ubicada en un tranquilo valle de la costa vasca, en la provincia de Guipúzcoa. Nos enamorará por su paisaje, la tranquilidad y la amabilidad de sus anfitriones. Desde aquí podremos visitar Zumaia a sólo 3 Km, donde destacan sus iglesias, palacios y famosos flysch. Las habitaciones son amplias, con paredes de piedra y decoración cuidada. En la cocina, platos caseros con productos propios de la huerta, 100% eco y elaborada con muchísimo cariño. ¡Un lugar ideal para descansar!

RUTAS PARCIALES:

- Bermeo - Mundaka 30km - Mundaka - Guernica 13 km - Guernica -Elanchove 17 km - Elanchove -Lequeitio 17 km - Lequeitio - Motrico 23 km - Motrico - Zumaya 22 km - Zumaya - Guetaria 7km - Guetaria- Casa rural apartamentos Jesuskoa 10km

RUTA TOTAL:

110 Km

DURACIÓN:

3 horas con paradas

PUNTOS DE CARGA CERCANOS:

Egoin, Olagorta Auzoa, 15, 48311 Ea, Bizkaia, España Azkoitia Xabier de Munibe 11, XABIER MUNIBE KALEA 11, 20720 GIPUZKOA AZKOITIA Orendain, Kasko-Gain Aldea, 20A, 20269 Orendain, Gipuzkoa, España Casa Jesuskoa, 59, Barrio Oikia, Zumaia, Guipúzcoa 20750

PUNTOS DE INTERÉS:

Bahía de la Concha y Playa de Ondarreta, parte vieja de Donosti-San Sebastián, puerto de Ondárroa, ermita de San Juan de Gaztelugatxe.
Torre Luzea en Zarautz, Casa de Juntas de Gernika, Museo Guggenheim en Bilbao.
Puertos pesqueros de Plentzia, Armintza, Elantxobe, Lekeitio y Getaria.
Reserva de la Biosfera del Urdaibai.

HOTELES RURALKA RECOMENDADOS:

Casa Rural Jesuskoa, Zumaia

RESTAURANTES CERCANOS:

Arzak y Akelare en Donosti-San Sebastián.
Karlos Arguiñano en Zarautz.
Azurmendi en Larrabetzu.

RUTÓMETRO:

Origen – Destino: Bermeo - Guetaria

Mapa de ruta


Comparte esta ruta en tu perfil de redes sociales